Sedación

Disponemos de dos anestesistas. Durante el proceso de sedación el paciente permanece despierto pero totalmente relajado. La recuperación es inmediata y sin efectos secundarios, se utiliza en casos de fobia al dentista, cirugías complejas y pacientes que quieran realizar su tratamiento en solamente una sesión.

 

 

 

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES


¿En qué consiste?

 

Es un medio por el que se consigue la relajación total del paciente.

 

¿En qué casos está indicado?

 

Está indicado en el caso de personas muy nerviosas o quienes sólo el hecho de ir al dentista les produce una angustia incontrolable. También a pacientes con poco tiempo, ya que el estado de bienestar que produce el gas, permite al profesional trabajar en la boca durante períodos más largos y acelerar el tratamiento.

 

¿Se puede utilizar a cualquier edad?

 

No hay límite de edad, se puede utilizar incluso en niños muy pequeños y nerviosos, de esta forma se evita la anestesia general.

 

¿Tiene alguna contraindicación?

 

En personas sanas no. Su efecto dura únicamente mientras se aplica y después no queda ninguna secuela; incluso es posible conducir inmediatamente después de haber finalizado el tratamiento.